¡Sucesión del legado político de Bosch!

Por Franklin Almeyda Rancier

Crear una fortuna política a partir de los 64 a 81 años de vida, lo puede hacer un genio de la política. Bosch convirtió al PLD en esa fortuna; se asomaba al poder para los comicios de 1990. Se reiteraba la necesidad de superar el capitalismo tardío y fortalecer fuerzas productivas.

Dirigentes endémicos buscaban la candidatura vicepresidencial. Lo mismo pretendían “los socialistas”, dirigentes provenientes de las izquierdas. Era una típica lucha sucesoral. Pero Bosch escogió para la vicepresidencia a un dirigente de Santiago, dedicado a la orfebrería.

Ambos sectores crearon un vacío que dejó a Bosch sin el apoyo necesario, facilitándosele un fraude electoral a Balaguer; èste se sirvió de una aplicacióncon un factor multiplicador, para mantenerse sobre Bosch. Peor cuando los dos miembros del CP asignados a la JCE, abandonaron el recinto para irse a dormir.

Al día siguiente Bosch designó una nueva representación, la cual no tardó en descubrirel origen del fraude, pero debía demostrarse.Se solicitaron las actas originales, asentadas en un “Libro Amarillo”, del cual se reproducía el conteo. La JCE no accedió a la entrega.

Luego se supo que el Presidente de ella fue llamado por Balaguer, para decirle que “no gobernaría sin el Senado” y que esperaba de él reciprocidad puesto que “tenía en su escritorio retenido un expediente familiar”.Esto dio lugar que ante la reiterada petición nuestra, dijo “No puedo hacer nada”.

Buscábamos, sin anunciarlo, recuperar siete senadurías, para alcanzar la mayoría requerida y hacerle un juicio político a Balaguer. Fue cuando Bosch lanzó la proclama “Que se vaya yá”. Balaguer repitió públicamente lo que había dicho al Presidente de la JCE: “No gobierno sin el Senado”.

El Departamento de Estado mostró preocupación e invitó al PLD, enviando Bosch como comisionados a Leonel y a mi; había que decirles que lo que sucediera no era contra ellos. Ese viaje fue incidentado para retrasarla salida.Quien lideraba en el PLD a los dirigentes endémicos negociaba con Balaguer, para reconocer su triunfo a cambio de funciones importantes. Incluso, hablaron con Peña Gomez para convencerlo de que le convenía aceptarlo, pero se negó a hacerlo.

La lucha sucesoral sacó a los “socialistas” de la organización. El control partidario lo retuvo quien pasó a encabezar la Cámara de Diputados.

Para los comicios siguientes de 1994, no le regatearona Bosch la candidatura; no se arriesgarían, el posicionamiento electoral partidario era bajísimo. Cometieron un error, para sus intereses sucesorales, asumieron a Leonel Fernández como candidato vicepresidencial.

Balaguer repitió con Peña Gómez lo que le había hecho a Bosch. Eso desató una crisis política con repercusión internacional, obligando a Balaguer a aceptar un “Pacto” para recortar dos años su mandato y establecer su no reelección, Se decide participar en las elecciones de 1996, con Leonel de candidato; eso consolidó la migración a otras manos del liderazgo de los dirigentes endémicos.

No se previó ganar; no veían que Balaguer no apoyaría al candidato de su propio partido, para no perder el control partidario; tampocoapoyaría a Peña Gomez, por sus amenazas antibalaguerista. Los votos serían del PLD, y así fue.

Como se sabe, seganó y quien apoyó a Leonel su liderazgo prevaleció sobre los dirigentes endèmicos. Pero en política las cosas no son necesariamente como parecen.

 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password