Inicio Opinión ¿Conviene a Danilo asumir un candidato en contra Leonel?

¿Conviene a Danilo asumir un candidato en contra Leonel?

39
0
Por Yanessi Espinal
Esa apuesta es arriesgada y el Presidente podría sufrir otra derrota política: Los factores de la actual coyuntura no conducen a que un proyecto así tenga éxito

Desde que el presidente Danilo Medina anunció que no se presentaría a la reelección para las elecciones del 2020 y su referencia a que es necesaria “sangre nueva” en el próximo proceso comicial, se ha iniciado una carrera de posicionamiento de varios dirigentes de su entorno en busca de recibir la “bendición” del presidente de la República para competir contra Leonel Fernández en las primarias del seis de octubre.

En el nuevo escenario político lo primero que quedó en evidencia es que para retener la Presidencia de la República el danilismo no tenía un plan definido (o su único plan era la repostulación) pues su equipo se concentró todo el tiempo en promover la reforma a la Constitución. A pesar de que siete dirigentes seguidores del mandatario presentaron sus precandidaturas, todos con más de un año corriendo, hasta ahora no han logrado posicionarse en el electorado probablemente por la indefinición de la posible reelección de Medina.

Hace una semana que el tema fue despejado luego del discurso del presidente Medina el pasado lunes y a 70 días de las primarias, todavía el danilismo no ha identificado el posible “delfín”. Según han explicado, en un mes harán encuestas para escoger el que logre mejor posicionamiento. Para esta semana se espera que Gonzalo Castillo se sume a la precandidatura que hasta ahora han oficializado Francisco Domínguez Brito, Carlos Amarante Baret, Reinaldo Pared Pérez, Temístocles Montás, Radhamés Segura, Andrés Navarro y Maritza Hernández.

¿Le conviene al presidente Medina asumir directamente un candidato para que compita contra Leonel Fernández? Un análisis de la coyuntura política del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y del país advierten más factores de riesgo que de éxito para ese propósito. En caso de que el gobernante tome ese camino se arriesga a recibir otra derrota política de Fernández en las primarias y eso lo coloca en situación de desventaja a la hora de los acuerdos internos para la recomposición del poder a partir de las elecciones del 2020.

Los factores de riesgo

Para el presidente Medina apadrinar con éxito una precandidatura contra Fernández tendrá que enfrentarse a una carrera contra el tiempo. Para las primarias faltan exactamente 70 días y todavía no hay una figura del danilismo que se perfile como la elegida para ese propósito. De todos, hasta ahora el que sale mejor valorado es Francisco Domínguez Brito, que ha alcanzado en algunas mediciones un 3% en intención de votos. Los demás no alcanzan el 1%. Según el equipo de Leonel Fernández, el expresidente arranca la carrera por la candidatura con un 46% de apoyo.

Respecto a la popularidad, otras variables a tomar en cuenta para el posicionamiento de un precandidato es que las figuras mejor valoradas en el PLD luego de Fernández y Medina, son la vicepresidenta y esposa de Fernández, Margarita Cedeño, y el alcalde de Santiago, Abel Martínez, y ambos están en el equipo del presidente del PLD.

Otro reto que tendrá que vencer el danilismo es lograr la unificación de esa facción en torno a la figura elegida, si es que ocurre. Esa es una tarea difícil en la actual coyuntura, pues muchos de los seguidores de Medina se han mostrado renuentes a renunciar a sus aspiraciones, algunos por considerar que han sido más leales al jefe del Estado en sus distintos momentos políticos y otros porque buscan la mejor proyección política de cara al futuro relevo en el PLD.

Otros ven con recelo que el mandatario pueda endosar su apoyo a un seguidor que presente su proyecto ahora frente a quienes ya tienen más de un año en la carrera.

Para lograr transferir su respaldo electoral a una figura de su entorno, el presidente Medina tendría que involucrarse directamente en la precampaña del PLD y asumir de manera personal el proyecto, pero si no gana será una derrota política más contundente que si apoya a un elegido de manera indirecta, pero esta última fórmula sería menos efectiva y también menos arriesgada.

El elemento a favor que tendría el presidente Medina ahora es que maneja el Estado y eso se convierte en ventaja al momento de impulsar proyectos políticos por la amplia capacidad de acción que se ha demostrado tiene el manejo del gobierno a la hora de sumar seguidores.

Sin embargo, el hecho de que Fernández sea ahora la figura dentro del PLD con mayor potencial de manejar el poder en poco tiempo y que Medina va de salida, podría generar mayores apoyos hacia el expresidente.

Hasta ahora, el discurso del danilismo ha sido de guerra en contra de los leonelistas y algunos hablan de no cumplir el acuerdo que daría al diputado Demóstenes Martínez la presidencia de la Cámara de Diputados a partir del 16 de agosto. Figuras como Félix (Felucho) Jiménez ha advertido que el PLD “está más dividido que nunca” y que es difícil que logre la reconciliación en el 2020.

Batalla descarnada afectaría marca

El PLD lleva más de dos años enfrentado, primero por las primarias abiertas simultáneas obligatorias que el sector de Medina quería imponer en la Ley de Partidos y luego por las acciones asociadas a la idea de reformar la reforma a la Constitución.

Al parecer, los dimes y diretes internos han empezado afectar la marca PLD, pues la última encuesta Asisa establece que ese partido ha perdido 11 puntos porcentuales en la estima de la población.

Si la competencia interna en el PLD transcurre sin mayores enfrentamientos, la organización podría salir fortalecida, pues escogerá más de 3 mil candidatos en primarias abiertas. Pero si la batalla por la candidatura toma el ritmo de los dimes y diretes y hasta denuncia de campaña sucia, la organización podría afectar aún más su imagen y llegar debilitada a las elecciones del 2020.

El exsecretario general y miembro del Comité Político, José Tomás Pérez, advirtió a los peledeístas que el objetivo de la oposición es sacar al PLD del poder. “El problema de la oposición no es si acepta o no acepta la reelección. Ese es más un asunto interno del PLD. Su problema real es sacar al PLD del poder. Sacar a Danilo y sacar a Leonel. Sigamos peleando, que ellos cobran”, advirtió tras una marcha contra el gobierno.

Impacto decisión de Danilo se sentirá a partir de ahora

El impacto que tendrá la salida de Medina del escenario como posible candidato empezará a sentirse ahora en el PLD. En función de hacia dónde fluirán los apoyos de la alta dirigencia de la organización que hasta ahora se había mantenido al lado de Medina. Por lo pronto, un grupo de entre 15 a 20 senadores dio su respaldo al proyecto político que encarna el presidente del Senado y secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez. Esos senadores habían dado su apoyo antes al dirigente peledeísta pero en la medida en que fue tomando cuerpo el debate de la posible modificación de la Constitución para la reelección todos se sumaron a esa corriente. Todos los precandidatos han anunciado que arrecian el activismo en busca de mejorar su posicionamiento para las primarias abiertas.

Primarias
Para las primarias faltan exactamente 70 días y todavía no hay una figura del danilismo que se perfile como la elegida.
Reto
Otro reto que del danilismo es lograr la unificación de esa facción en torno a la figura elegida, si es que ocurre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here